fbpx

Cargando ...

Imagen del Blog

¿Cómo afecta la alimentación a nuestra salud mental?

Lic. Yzamar Iglesias Gaytan

Lic. Yzamar Iglesias Gaytan

Hace 5 meses

  • El bienestar mental y físico se encuentran relacionados profundamente. Existen problemas psicológicos que deben ser asistidos por medicamento cuando sea necesario.
  • La deficiencia de algunos nutrientes nos puede generar alteraciones en el estado de ánimo hasta la depresión.

“La relación de ambos es la clave para mejorar”

En este artículo te hablaremos de los principales nutrientes que nos ayudarán a mejorar la salud física y mental, incorporarlos como parte de la dieta diaria incrementa de manera clara nuestra calidad vida y potencializa nuestro día a día.

En contraparte, carecer de algunos nutrientes nos puede generar alteraciones en el estado de ánimo e incluso depresión; no solemos relacionar nuestro comportamiento y estado emocional a lo que comemos, pero en realidad están íntimamente ligados; una alimentación alta en nutrientes favorece la presencia y mantenimiento de estados anímicos positivos y saludables, el mismo concepto de «comer saludable» es una muestra de autoestima y autocuidado.

“La alimentación es un apoyo real para mejorar y prevenir”

Vitamina B6

Es una de las vitaminas más importantes en nuestra salud mental porque su rol se encuentra en la producción de neurotransmisores como dopamina, serotonina y GABA.

Dopamina: neurotransmisor que se encarga de las respuestas nerviosas con relación a la expresión de emociones.

Serotonina: neurotransmisor relacionado al control de las emociones.

Ayuda a la absorción de vitamina B12, que enseguida les hablaremos de ella.

Bajos niveles de vitamina B6 puede provocar ansiedad, depresión, irritabilidad, fatiga y agraviar síntomas pre-menstruales.

Los alimentos ricos de esta vitamina son semillas de maravilla, plátanos, nueces, carnes, pescados y huevos.

Vitamina B12

Esta vitamina nos ayuda a mantener nuestras neuronas sanas y glóbulos sanguíneos, así evitar la presencia de anemia. En el estómago ácido clorhídrico separada la vitamina de la proteína que la contiene y ahí mismo se combina con la proteína producida por el mismo estomago llamado “factor intrínseco” que ayuda a su absorción.

La deficiencia de esta vitamina puede ser la principal razón de la depresión generando problemas neurológicos como entumecimiento y hormigueo en las manos y los pies. Causa cansancio, debilidad, constipación, pérdida del apetito, pérdida de peso y anemia.

La vitamina se encuentra en alimentos tales como pescado, carnes, aves, huevo y productos lácteos.

Vitamina C

Es un antioxidante para mejorar la piel, los huesos y el tejido conectivo causado por los radicales libres (son moléculas que se producen cuando el cuerpo descompone alimentos o por humo de tabaco). Causa envejecimiento y son propicias a enfermedades como cáncer, cardiopatías o artritis.

Promueve la cicatrización reparando tejidos de cualquier parte del cuerpo formando colágeno (tejido cicatricial), ayuda a la absorción del hierro y así evitar algún tipo de anemia. También ayuda a prevenir o curar resfriados comunes.

Uno de los síntomas más comunes de la falta de esta vitamina es la depresión y antojos por el azúcar, en deficiencia puede provocar los síntomas de ansiedad y desorden bipolar.

Los alimentos ricos es esta vitamina son los cítricos como: naranja, toronja, fresa, kiwi, piña, mango, papaya, pimiento morrón rojo y verde, verduras de hoja verde, perejil.

Vitamina D

Es una vitamina que al ser consumida en nuestra dieta o sintetizada en nuestra piel, se dirige al hígado y riñones para ser convertida en hormona. Esta hormona nos ayuda a la absorción de calcio, nos apoya en regulación de nuestro sistema inmune y libera Dopamina, serotonina que son las encargadas de nuestro estado de ánimo y funciones cerebrales.

La vitamina D se encuentra en alimentos como salmón, atún, hígado de res, queso, yema de huevo, leche, yogurt, y al mismo tiempo el cuerpo produce esta vitamina al exponerse al sol por lapsos pequeños.

La deficiencia de esta vitamina puede generar trastornos de ansiedad y depresión.

Hierro

Es el componente más importante en el desarrollo cognitivo, sensoriomitor y desarrollo socio-emocional.

Su deficiencia puede provocar cuadros depresivos e insuficiencia de células rojas en la sangre provocando anemia, síntomas de depresión, fatiga, confusión mental y pérdida de apetito.

Los alimentos altos en Hierro son hígado, carne roja (vacuno), granos integrales, nueces, semillas, hojas verdes-oscuras, tofu y chocolate amargo. Su unión a la vitamina C puede lograr una mayor absorción en el cuerpo.

Magnesio

El magnesio ayuda activa las enzimas para la producción de serotonina y dopamina, dichas enzimas regulan la producción de noradrenalina actual como hormona del estrés y afecta a distintas partes del cerebro donde se lleva acabo el control de la atención y las acciones que lleven alguna respuesta (vigilia, alerta, conciencia, sueño, apetito, conducta sexual y agresiva)

La deficiencia de este mineral puede causar depresión, perturbaciones de la conducta, dolor de cabeza, calambres musculares, convulsiones, ataxia, psicosis e irritabilidad.

Es el mineral con mayor aporte de relajación en el cuerpo y se utiliza para combatir el estrés.

Los alimentos ricos en este mineral son las nueces, pan integral, vegetales de hojas verdes y productos a base de soja.

También podría interesarte:

¿Por qué mi pareja se resiste a la dieta?

Zinc

Juega un papel importante en nuestras funciones neuronales ya que aumenta la producción de neurotransmisores tales como L-triptófano, Serotonina y L-tyrosina en dopamina. En niveles bajos de dopamina puede causar enfermedades mentales donde se incluye la depresión, ansiedad, ataques de pánico y agitación.

Alimentos ricos en zinc son Omega 3 y ácidos grasos tales como salmón, trucha, arenque, sardinas, atún y mariscos, aceite de soja, aceite de canola, nueces y semillas de linaza.

El primer paso que debemos realizar es educarnos en nuestra alimentación para prevenir y/o mejorar nuestra salud y bienestar mental.

Si alimentamos nuestro cuerpo y mente con los nutrientes apropiados antes de incluir cualquier suplemento, podemos llegar hasta evitar el uso de medicamento.

“Cuidar la alimentación es esencial para tener una salud mental y física sana”

Yo Ideal / Vive tu mejor yo

Lic. Yzamar Iglesias Gaytan

Lic. Yzamar Iglesias Gaytan • Lic. Nutrición

Nutrición y Control de Peso

(449) 269 3273

ARTÍCULOS RELACIONADOS