fbpx

Cargando ...

Imagen del Blog

¿Por qué mi pareja se resiste a la dieta?

Lic. Monica Cuevas Martínez

Lic. Monica Cuevas Martínez

Hace 5 meses

  • Se denomina resistencia al cambio a todas aquellas situaciones en las cuales las personas deben modificar ciertas rutinas o hábitos de vida o profesionales, pero se niegan por miedo o dificultad a realizar algo nuevo o diferente.
  • La resistencia al cambio que presenta cada individuo es diferente dependiendo, en gran medida, de las experiencias previas, y la capacidad y disposición que se posea para afrontar los cambios. La resistencia puede ser inmediata, diferida, abierta, implícita o adjudicada por otros miembros cercanos.
  • La propia pareja podría ser uno de los factores determinantes para tener éxito o abandonar el inicio de una vida más saludable; de manera consciente o inconscientemente tu pareja podría lanzar obstáculos y pruebas durante el proceso.
  • Existen teorías que nos hablan de diferentes factores que pueden estar relacionados a este tipo de comportamiento; condiciones bastante simples, pero con gran profundidad psicológica.
  • Por lo general las personas y los grupos se resisten al cambio y hablando de alimentación es aún mayor. Una vez que la persona se motiva a mejorar sus hábitos alimenticios, su entorno se verá también afectado y si los miembros cercanos no han asimilado de manera positiva la importancia de estos cambios y los esfuerzos que conlleva, es muy probable toparse continuamente con negativas e intentos de boicot.

Para muchas personas llevar a cabo una dieta o régimen alimenticio es más difícil que para otros puesto que los cambios de hábitos alimenticios pueden generar resistencia, ansiedad o molestia al tratarse de la modificación de ciertas costumbres que se han aprendido a lo largo de la vida y que han permanecido durante años; existe pues de manera natural una resistencia al cambio.

La pirámide de la resistencia al cambio es un esquema teórico que nos permite identificar cuáles son los procesos que tendríamos que llevar a cabo para lograr transformaciones en uno o varios aspectos de nuestra vida; el presente artículo se refiere específicamente al cambio de hábitos alimenticios, comúnmente denominado dieta.

Influyen múltiples factores de los cuales no somos conscientes, los cuales organizan nuestra vida y dan peso a nuestras decisiones y motivaciones, así como al inicio y mantenimiento de nuestras conductas; pese a todo, la mayoría de las personas tienen grandes problemas para cambiar, la cuestión es que no somos plenamente conscientes de muchos de ellos y la realidad es que nuestra pareja tampoco.

El problema radica en el momento en que necesitamos avanzar, y tenemos que movernos y, obviamente, cambiar. Sin embargo, no siempre nuestra pareja está preparada para estar de acuerdo y acompañarnos en el proceso.

También te podría interesar:

Relaciones Saludables

Las razones por las cuales puede aparecer la resistencia al cambio en mayor o menor medida son la falta de tolerancia a las situaciones ambiguas, y futuros inciertos; la pobre percepción de autosuficiencia, la actitud que se tenga ante la vida, la cultura, la personalidad, la capacidad de establecer relaciones nuevas, el miedo al fracaso, entre otros.

Una preocupación muy común de las personas cuya pareja se integra a un régimen de alimentación, y se somete a una transformación corporal y emocional es: ¿qué pasará conmigo ahora?

Platicando con un grupo de especialistas sobre estos casos, se obtuvieron algunas conclusiones que van desde lo sencillo a lo psicológicamente complejo, todas ellas válidas y dignas de exponer.

1.- La primera barrera es vencer la falta de conocimiento.

Muchas veces la pareja no tiene la suficiente información sobre nuestra verdadera intención de bajar de peso y sobre las razones tanto físicas como emocionales que nos motivan al cambio. Es de suma importancia hacer del conocimiento del otro el conjunto de beneficios que se podrán obtener al lograr los objetivos planteados, y tratar de hacerlo parte de ellos.

Cuando se cuenta con una información abundante y valiosa, la conciencia se nutre y se logra llegar a la empatía y a la apertura de nuevas posibilidades de conexión.

2.- La pareja se resiste a cambiar de hábitos.

Una vez que un miembro de la pareja comienza a alimentarse de una manera regulada y balanceada, muestra cambio de hábitos, como levantarse temprano y desayunar; evita alimentos nocivos que anteriormente frecuentaba, dice “no” a esos antojos espontáneos, etc. Si la pareja no muestra sintonía; no querrá dejar esos pequeños placeres a los que estaban acostumbrados a ceder juntos, constantemente buscará poner a prueba la voluntad.

3.- La pareja nunca ha comido saludablemente.

Si la pareja tampoco acostumbraba alimentarse de manera saludable (por ejemplo: nunca toma agua o no come verduras) es muy probable que se resista a seguir la dieta nueva, por lo cual tratará de persuadir al abandono de la dieta para regresar a lo habitual, sobre todo si tú eres la persona que cocina. Habrá que estar abierto a la experiencia de poco a poco probar nuevos alimentos e incluir a la pareja en el proceso, es importante que él también tenga conciencia de los beneficios de una nueva alimentación.

4.- Tiene miedo a que el otro cambie.

La pareja sabe que es momento de cambiar, pero no confía en el poder de hacerlo; existe una maximización de las dificultades que podrían aparecer en el camino y hay evidencia pasada de que son mayores que el propósito de transformación.

Para lograr un cambio es necesario trabajar a fondo la confianza en nosotros mismos. Sabemos que la mente tiene un gran poder y si pensamos que no vamos a lograr algo, con toda seguridad no lo lograremos. Este tipo de programaciones son las que hay que rediseñar.

Conviene recordar logros pasados. También momentos difíciles por los que hemos atravesado y que finalmente, de un modo u otro, hemos superado. A veces también vale la pena proponernos objetivos de cambio más pequeños y que estemos convencidos de poder lograr. Esto incrementa la autoconfianza.

Inevitablemente con el cambio de alimentación y hábitos viene un cambio integral en la persona, en donde mejora la autoestima y el autoconcepto, se desarrolla una visión más saludable de la vida; nos volvemos más organizados, cada vez nos sentimos más cómodos y contentos con nuestro cuerpo, etc., etc.

Es decir, la persona que entra en proceso simplemente se mejora a sí mismo y esto puede llegar a preocupar a las parejas, pueden llegar a sentir que se quedan atrás y que posiblemente deje de interesarte, En pocas palabras, la pareja al ver al otro más seguro genera estados de preocupación y fantasías de abandono.

5.- Existe una relación de codependencia.

Las relaciones que viven bajo los ciclos de la codependencia suelen ser poco flexibles al cambio, cualquier movimiento de alguno de los miembros afecta de manera inmediata la sensibilidad del otro, así pues, aunque en ocasiones tengan ciertos momentos de claridad donde se crea necesario cuidar la propia salud, es muy probable experimentar una carga muy elevada de emociones y sentimientos negativos tales que impidan tomar acción; los más comunes son culpa, miedo, vergüenza entre otros.

Aunque la codependencia sea una característica de una relación toxica, también trae ciertos “beneficios”, beneficios que por temor a perderlos preferimos mantenernos en el mismo estatus a pesar de todos los inconvenientes que pudiera traer en general la relación.

En estos casos la pareja hará todo lo posible por mantener al otro en el lugar donde el cree que debe estar, “donde pertenece”, hará uso de todos los trucos necesarios y al sentirse abandonado, sus estados anímicos también podrán ser muy volubles, desde intentar endulzar el oído con frases como “¿pero para qué?, sí así yo te amo”, hasta frases y acciones de chantaje emocional o incluso violencia física.

Bajar de peso y cuidar nuestra salud es un proceso complejo en lo personal y en lo social, en el camino te encontrarás con muchos obstáculos, incluyendo a la gente que se estima y ama, habrá que tener claro que esto es un proceso personal, y que todos aquellos que se quieran sumar al cambio serán bienvenidos.

La primera recomendación para tener un proceso exitoso a largo plazo es que se trabaje en equipo. Las familias y parejas que se unen bajo un mismo objetivo suelen tener mayores tazas de éxito y de mantenimiento. Es probable que el llegar a la meta resulte difícil, pero una vez que cada pequeño logro se realice; se obtendrán bases sólidas que ayudarán a la pareja a escalonar en un nuevo nivel de integración emocional.

La pirámide de la resistencia al cambio nos permite entender por qué en ocasiones resulta tan difícil introducir modificaciones en nuestra vida. De hecho, nos ocurre a todos e incluso a veces, nos sumerge en un conflicto con nosotros mismos, pero tampoco logramos evitarlo porque a veces no nos damos cuenta. Inventamos argumentos o excusas para seguir como estamos y solo a mediano o largo plazo nos hacemos conscientes de lo que pasó y nos lamentamos de ello.

La mayoría de las veces terminamos haciendo y logrando lo que queremos. Lo que sucede es que muchas veces no somos conscientes de ello, principalmente porque no admitimos lo que realmente deseamos. Nos parece imposible, por ejemplo, que nuestro deseo sea el de fracasar. Pero si examinamos nuestros fracasos fríamente, seguramente nos damos cuenta de que hemos contribuido decisivamente en ellos.

A veces lo que realmente deseamos no coincide con lo que creemos desear.

Nuestros deseos también deben ser motivo de examen concienzudo, ya que no son tan fáciles de identificar como parece. Tal vez, en realidad lo que queremos es no enfrentar nuestros miedos y por eso, obviamente, no lo hacemos. O preferimos no exponernos al fracaso, aunque el precio sea una vida sin mayores emociones.

Los tres elementos de la pirámide de la resistencia al cambio (saber, poder y querer) corresponden a las tres barreras que debemos encarar solos y en el mejor de los casos, acompañados de nuestra pareja. Si los realizamos, con toda certeza, ese solo ejercicio modificará nuestros hábitos para bien.

Lic. Monica Cuevas Martínez

Lic. Monica Cuevas Martínez • Lic. en Psicología

Terapeuta / Yo Ideal
Av. Fundición #2019. San Cayetano, Ags.

(449) 269 3273

ARTÍCULOS RELACIONADOS